miércoles, 18 de junio de 2008

Roble Albar



Nombre,
Roble albar, Aritza (eus), Quercus robur

Familia,
Fagáceas

Descripción,
Árbol grande de tronco grueso, de hoja caduca de crecimiento lento, puede llegar a ser milenario y alcanzar dimensiones de 45 m de alto. Sus extensiones son toda Europa desde el atlántico hasta los Urales y siempre por debajo de los 600 m. La corteza es gris negruzca que cuando son adultos se agrietan dando sensación de robusto. Las hojas son alternas de tamaño medio. A su fruto se le llama bellota (aquenio) que protege una cáscara pequeña similar a los huevos de codorniz.
Alguno de los Robles típicos de nuestra zona son: Quercus robur (Roble), Quercus pyrenaica (Roble melojo), Quercus pétrea (Roble albero).

Reproducción,
La reproducción de los robles se realiza por semillas (bellota) sin necesidad de estratificar, un buen momento para conseguir estos brotes es en Febrero, ahí donde crece un Roble surgen un buen montón de robles año tras año. Pero si se quiere se pueden enterrar en otoño (o primavera) para observar en primavera una buena explosión. Se esquejan relativamente bien introduciendo este en primavera con hormonas de enraizamiento en estacas del año anterior.
A temperatura ambiente, sin humedad, las semillas se pierden en poco tiempo, lo mejor es enterrarlas en el momento de su recogida.

Sustrato,
Mezclar al 33% Akadama, piedra de río o lava volcánica y turba.

Cultivo,
Necesita mucha iluminación, su cultivo debe realizarse a pleno sol, aunque en las horas centrales del día hay que protegerlos.
No le sientan mal las bajas temperaturas aunque cuando bajan de 0º C, suelen sufrir, sobre todo si la maceta tiene poca tierra.

El agua,
Debemos regar con abundante agua, pero es muy importante que esta no quede encharcada, al roble le gusta la aireación de raíces y muy poco el encharcamiento. También le agrada dejar secar entre riego y riego y una vez al mes que pase un día de sed.

El Abono,
Abonar desde el principio de primavera hasta el verano, momento que deja de crecer y volver a abonar en septiembre hasta finales de otoño. Retirar el abono que quede en los meses de Julio y Agosto.
Para conseguir un buen nebari debemos colocar el abono en los extremos de la maceta para que las raíces lo busquen.

Pinzado,
Si el bonsái está a pleno Sol, con muchas horas de Sol, sano y con buena hidratación se le puede pinzar cada brote. En los bonsáis con buena vitalidad se consiguen hasta cuatro e incluso cinco brotaciones.

Defoliado,
Si el árbol está sano se le puede defoliar en el mes de Junio, sobre el 20-30 dependiendo de la temperatura. Realizar esta labor con una buena tijera dejando el peciolo sin cortar.

Poda,
La poda hay que realizarla casi a finales del invierno, pero antes que las yemas empiecen a hincharse. Finales de Enero principios de Febrero. Es recomendable realizar podas sensibles. Estos árboles son de crecimiento lento y lo que se corte será mucha energía mal gastada.
En Robles adultos (que no en los jóvenes) para no consumir mucha energía y conseguir mucha hoja y pequeña debemos dejar que le salgan una ocho pares de hojas al roble en cada brote para cortar dejando dos o cuatro pares de hojas.

Trasplante,
Debemos transplantar a finales de invierno antes que las yemas comiencen a hincharse, Los Robles pueden permanecer dos o tres años, cuando son jóvenes, sin transplantar y Tres o cuatro años incluso cinco los Robles de edad.
Cortar la raíz pivotante año tras año, sin excedernos en los cortes, esta crece con mucho vigor y arreglar las raíces colocándolas de forma radial para conseguir el Nebari ansiado.
No cortar en exceso las raíces, solo aquellas muy largas y que crezcan en forma vertical o que estén podridas. Es muy importante dejar Todas las raíces finas que podamos.

Alambrado,
Hay que intentar alambrar lo justo, teniendo mucho cuidado de no aplastar las yemas. Debido a la rigidez de su madera hay que intentar realizar el diseño de este mediante poda, solo se puede alambrar las ramas jóvenes, teniendo que utilizar pesas para la formación. De todas formas, el alambrado se puede realizar en los meses de marzo – Abril dirigiendo las ramas según van creciendo. Debido a lo “tozudez” de las ramas, hay que alambrar con alambre de buen diámetro, suelen volver a su estado original…

Estilos,
Sus estilos son: Vertical formal e informal, plantaciones en grupo de forma vertical formal e informal, troncos múltiples y bosques, Debido al tamaño de las hojas estos bonsáis deben ser de buen tamaño o medios.

Enfermedades y plagas,
La enfermedad mas común es el oidio, se trata de un hongo con aspecto de polvillo blanco que aparece en las hojas. Esto es debido al excesivo riego, falta de sol o poco ventilados. Para que esto no ocurra debemos colocar el bonsái en sitios ventilados y con buena exposición al sol, no pulverizar las hojas, cortar las que estén infectadas, espaciar los riegos y aplicar fungicida anti-oidio (azufre). Si observamos que año tras año el Oidio nos sale, podemos aplicarle un tratamiento anti-oidio antes que las yemas se hinchen.
También tenemos infecciones de Las agallas del Roble, el mildiu y los Chancros.
Debemos realizar un especial seguimiento a los pulgones y orugas, eliminarlas una a una en cuanto salgan.

Curiosidades,
El Roble es uno de los árboles venerados en Euskadi, entre los mas famosos se encuentra el Roble de la villa de Gernika, pueblo donde tradicionalmente los reyes de castilla tenían que jurar los fueros, en la casa de juntas, edificio pegado al árbol hay un cuadro donde Fernando el Católico firma bajo el Roble los Fueros de Bizkaia, así como el señor de Bizkaia que en la época medievo, esta provincia, abarcaba la actual Bizkaia gran parte de Gipuzkoa y Araba y parte de Cantabria. En la actualidad es bajo este Roble donde el Lehendakari promete cumplir con su cargo. Su imagen aparece en el escudo oficial del territorio histórico de Bizkaia.
Hijo del árbol de Gernika

1 comentario:

Alejandro dijo...

El roble albar es Quercus Petraea.